Estrategias para facturar con aforo limitado o estando cerrados.

aforo limitado

Estrategias para facturar con aforo limitado o estando cerrados.

Es el momento, toca reinventarse. Dejarnos de pensar que esto pasará y todo volverá a la normalidad. Que sí, eso pasará, pero no sabemos cuando, y en este momento de incertidumbre, sobre lo único que tienes control, es sobre las decisiones de tu negocio. Y hoy tu decisión deber ser cambiar.

Te dejamos ideas para que puedas poner en práctica ya mismo, sea la situación que estés pasando con tu servicio de belleza. Si estás con aforo limitado, céntrate en aumentar el ticket medio de tus clientes. Si estás cerrado, busca alternativas para seguir facturando y no pierdas el contacto con tus clientes.

Te dejo muchas ideas en este artículo.

¿Por qué el sector de la belleza no?

Muchos sectores se han reinventado ¿Por qué nuestro sector no debe hacerlo? Mira estos ejemplos.

Sesiones de fotos por videollamadas

Consulta de Psicología Online y Gimnasio Online.

Ahora te toca a ti ¿Te animas? vamos a ello…

Facturar más con aforo limitado

Seguramente te pasará que no puedes darle servicios a la cantidad de clientes que antes les dabas, ya que algunas de las medidas, a nivel mundial aplicadas, tienen que ver con solo atender con cita previa, y con aforo limitado. ¿Qué podemos hacer?

Debemos aumentar el ticket promedio de nuestras clientas. En todo el proceso desde que pregunta por un servicio, hasta que reserva la cita y acude a tu salón, lograr que termine gastando más dinero del que tenía pensando gastar. Pero no “vendiendo humo” (como se dice aquí en España) si no ofreciendo una experiencia más completa, dentro y fuera de tu salón.

Hay varias estrategias como:

Combinar servicios y crear packs irresistibles: detecta en tu gama de servicios más rentables, cuáles son los complementarios, cuáles pueden ser ofrecidos de forma conjunta logrando que la cliente se lleva un resultado wow.

Por ejemplo en peluquería: corte + peinado + manicura + pedicura. Otro: Facial profunda + Dermobración + Mascara Hidratante.

Debes lograr que todo se lo pueda hacer en una única visita, ahorrando tiempo para ella, y facturando más para ti.

Servicio + Producto con Regalo: define un servicio que tenga como complemento perfecto un pack de productos. Incluso esos productos debe potenciar aún más los resultados del tratamiento.

Que incluya un pack permitirá aumentar el precio del servicio. Además también puedes regalarle, como obsequio, algún complemento para una rutina de belleza o un videotutorial creado por ti del paso a paso de la aplicación.

Crear rincones Beauty con mensajes: quizás te pasa que muchas de tus clientas no se acercan a los escaparates de productos, quizás porque no quieren preguntas o no es apetecible el lugar.

Por ello, primero, debe tener el espacio definido, espacioso, que invite a mirar, y no un rincón cualquiera, donde te sobra espacio y acumulas estanterías con cajas de productos.

No es importante la cantidad, sino el orden y la organización. Por ejemplo, organizarlo por tipo de piel, según tu cliente ideal, lo que resuelvan esos productos, o el resultado. Para invitarlos a mirar, incluye mensajes que generen curiosidad: “Si sientes que tu piel…. mira aquí “Si buscas …. esto te ayudará” “No te pasa que… pregúntame que aquí hay productos para ello”

Ten productos BUMP en el mostrador: ¿Qué son los productos BUMP? son aquellos pequeños productos (en general de bajo precio) que están en el mostrado o en el lugar de espera para pagar. Como estamos de paso, y son de bajo precio, no nos damos cuenta y compramos por impulso.

Observa una tienda de ropa, mira el pasillo donde se hace cola para pagar ¿Qué hay a los lados? Si! más productos. Esos son los BUMP.

Incluye productos para hombres: Las mujeres en general, están preocupadas sobre como cuidar a su pareja.

Ofrécele, luego de un tratamiento, productos para su esposo, marido, novio, pareja. Puede ser una buena estrategia. Quizás también ese hombre, luego se convierta el cliente.

No puedo abrir mi centro

Primero, debes seguir en contacto con tus clientas de forma online. Que no te permitan abrir, no significa que tu clienta no te necesite. Eres su persona de confianza.

Piensa ¿Qué le puedo aportar? ¿Qué situación está pasando? ¿Se puede hacer el tratamiento que normalmente se hace, pero en otro formato? ¿Qué le podemos ofrecer a cambio? ¿Cómo lo podamos ayudar?

Algunas ideas:

Vender los productos a mis clientes con videos tutoriales de aplicación: Primero haz un listado de clientes que estaban comprando productos. Luego realiza videos de aplicación de los productos.

Toma contacto con los clientes, calcula cuando se quedarán sin ese producto y le envías una invitación para hacer un tutorial online, en vivo, videollamada o video grabado. De estar forma podrás venderles nuevamente los productos, con un acompañamiento virtual.

Esos videos serán ese plus para que siga comprado esos productos.

Si en cambio, es un cliente nuevo, el ser asesorado, acompañado, con los videos, le ayudará a decidirse por ti y no comprar en cualquier otra tienda.

Diagnostico de la piel, maquillaje o asesoría online: se trata de ofrecer reuniones virtuales, ya sea en formato taller, clases, o asesoría grupal o personal. Aquí puedes, venderles antes los productos y luego invitarla a esa reunión virtual. O, la segunda opción, es ofrecerte todo junto, pack de productos + sesión.

Esas sesiones o reuniones pueden ser en vivo o también grabadas.

Si es una asesoría personalizada mucho mejor, ya que el valor lo puedes incrementar.

Creación de talleres online con diferentes temáticas: lo hablamos en el anterior punto: rutinas de cuidado, automaquillaje, etc.

Puedes vender por ejemplo una sesión beauty en casa. Al contratarla, tú le envías los productos que necesita, y luego te conectas por videollamada, y les enseñas paso a paso como aplicarlo.

¡Conoces las Beauty Party! Bueno ahora la puedes hacer online.

Manos a la obra

Nunca será el momento. No podré hacerlo. Las clientes están acostumbradas a venir al salón. No me comprarán. No me animo a salir en videos.

Seguro pasan por tu cabeza algunas de estas frases. Es normal, porque estamos antes una situación nueva, y estábamos acostumbrados a hacer las cosas de una forma. Esto se llama “salir de la zona de confort” es duro, difícil, pero hay un tiempo de “aprendizaje” para luego llegar a un nuevo lugar, mejor y donde dirás “pude hacerlo”

Déjanos tu comentario aquí mismo, si tienes alguna duda.